Saturday, September 11, 2010


una perfecta exposició, al meu parer, del què significa l'estiu. allò de la laxitud temporal estival i els motors dièsel. nocilla per tothom.

"Sólo conocemos las cosas cuando llegamos a sus límites. Sabemos que el mar es el mar, y no una fotografía de una pecera, cuando vemos su orilla. Sabemos que el Quijote es el Quijote no por una página abierta al azar, sino porque tiene unas tapas, normalmente de sólido cartón, tipografía antigua e innecesarias letras doradas, que nos lo dicen. Una víscera humana, puesta en una mesa de operaciones, podría pasar a simple vista por la de un gorila porque falta la piel en la que reconocer el cuerpo total. Los indios navajos tienen claro que son indios navajos porque es más allá del límite de su Reserva donde pueden comprar el alcohol que en el interior de su cultura no se les permite consumir. Esta peculiaridad de los espacios también opera en el tiempo, especialmente en septiembre, que llega de pronto y sólo entonces sabes que existió una cosa llamada verano, centro de un cronómetro eternamente dominguero y ciego, sol directo a los ojos que no te permite ver más allá de esa sartén a la que llamamos agosto. Y llegan las fotografías, que a pesar de estar hechas de materia, son un recuerdo, un límite en el tiempo. "

agustín fernández mallo a Ctrl+Alt+Supr (suplement Cultural)

àudio: pale sunday: shooting star


2 comments:

en zapping said...

Quanta raó. Jo tinc l'antídot contra això: currar tot l'estiu, t'asseguro que aquest any he superat la depressió de setembre.

OvV said...

digues que sí. jo segueixo la mateixa teràpia, i per això encara em queden dos dies de vacances...